9 de diciembre de 2011

Ovnis, la Patagonia y la relevancia de la Cruz del Sur


Autora: Daniela CIANCIA - PATAGONIA OVNI




La imagen de este posteo forma parte de la serie de fotografías tomadas en la localidad de Río Turbio el día domingo 1 de Noviembre de 2009, las cuales comenzamos a presentar en el mes de noviembre de este año.
Como hemos mencionado anteriormente, fue tomada por el Sr. Mario Maldonado al realizar un trabajo de relevamiento de una obra en construcción. Es inmediatamente posterior al ovni esférico estacionario del post del 27 de noviembre, catalogada como DSC05945-01-11-09, más específicamente, fue tomada a las 14:04:15 hs., 1min. y 2 seg. después.
Los objetos en cuestión pueden advertirse por sobre el techo de chapa de la vivienda contigua. Lo curioso y casual es la disposición de los mismos:




DATOS EXIF:

Cámara: Sony DSC-S90
Obturación: 1/250''
Diafragma: F/5,6
Distancia Focal: 6mm
Flash utilizado: NO
Medición de luz: Trama, sin compensación


Informe de PATAGONIA OVNI:
                                                     "En la ampliación se observan cuatro objetos dispuestos en forma de cruz inclinada hacia la derecha, la cual recuerda de alguna manera a la constelación Crux o Cruz del Sur. La distancia focal de 6mm equivale a panorámico.
De acuerdo a los filtros utilizados, se puede afirmar que el denominado objeto A (o Becrux si hacemos un paralelismo con dicha constelación) es un ovni esférico estacionario. El análisis de espectro IR (infrarrojo) muestra un núcleo esférico al igual que su morfología, con emisión de radiación en IR en diferentes niveles de energía en forma concéntrica y un halo radiante en la totalidad de su perímetro.
En cuanto al objeto C (o Decrux), de acuerdo a la estructura vectorizada también estaríamos ante un ovni esférico estacionario, mostrando un núcleo central con radiaciones concéntricas en varios niveles de potencia. Presenta 4 (cuatro) domos o campos de emisión de energía con espectro UV (ultravioleta) en forma radial o cruz. Diversas hipótesis plantean que estas fluorescencias estarían asociadas a algún tipo de sistema de propulsión de estos objetos.
El objeto B (o Gacrux) presenta un núcleo de energía con diversos niveles de radiación. Aparentemente, su morfología sería esférica, y a diferencia de los dos anteriores, este ovni se encontraría en movimiento y por tal motivo ha quedado registrado con forma de "coma", al dejar un rastro térmico de aire agitado.
El objeto D (o Acrux) se torna confuso en el análisis, pudiendo tratarse de un ovni o un ave, pero por el momento no podemos afirmarlo con certeza, aunque nos inclinaríamos por la segunda opción. Recordemos que la fotografía inmediatamente anterior, la DSC05944-01-11-09, tomada en la misma zona a las 14:03:13 hs., presenta 2 (dos) aves y 1 (un) ovni esférico claramente diferenciados.
Por consiguiente, se puede concluir que los tres ovnis esféricos se encuentran en formación triangular.
Teniendo en cuenta las palabras de quien realizó el registro fotográfico, y que estos ovnis fueron advertidos posteriormente al revisar la imagen en la pantalla de la PC, se trata de ovnis invisibles fortuitos, al no ser observados a ojo desnudo y no siendo fotografiados de manera voluntaria y sistemática, metodología y planificación mediante".



El binomio OVNIs - Cruz del Sur


La FAO, en su casuística anual de la oleada ovni 2008, dice textualmente: "21 de Abril - Capital Federal: Taller Glaucoart videograba "flashes" intensos sobre el sector de la Cruz del Sur durante dos minutos, a las 19.58 horas".
Luis Burgos, en su artículo Luci: un flash en el cielo, haciendo referencia al fenómeno conocido como "UFO flash",  plantea: 

"Las pautas de comportamiento, a saber : a) el patrón horario: En este aspecto, Luci estaría respetando el mismo horario que se corresponde con el Fenómeno OVNI a nivel mundial, es decir, apariciones en la franja de las 21.00 a 02.00 horas; b) sectores celestes: Si bien no existe un sitio fijo de apariciones, en numerosas ocasiones se la ha detectado en coordenadas del cielo ubicadas hacia el Sur y el Sudoeste. En varias oportunidades comenzó su parpadeo en proximidades de la “Cruz del Sur"; c) trayectorias: Acá se diferencian dos tipos. Una que es la “satelital”, o sea, un destello continuo y lineal y otra, la mas desconcertante, que es variable. Puede ”flashear “ en un punto y al segundo en otro ubicado arriba, debajo o detrás de donde lo hizo y hasta llegar a detenerse. Por último, la correlatividad OVNI : en ocasiones se han reportado avistajes OVNI pre- aparición de LUCI, sean estos segundos o minutos previos, como así también post-irrupción, tal lo que experimentó la corresponsal FAO Prof. D.C. en Río Turbio (Santa Cruz). Síntomas a tener muy en cuenta en futuras vigilias o jornadas nocturnas de observación".


Un testimonio de ello ha quedado plasmado en la nota de Sebastián Aranguren en Diario Popular en mayo de 2010, titulado 'Base de naves extraterrestres anida en Sierra de los Padres': " 'Graciela me dijo que mirara la Cruz del Sur, que estaba apareciendo, cuando al marcar la posición con su dedo índice -afirmó Marrón (integrante del grupo de investigación Código Ovni) - una luminosidad, como si fuera un flash, se disparó del punto por ella señalado'. Según el investigador, lo ocurrido fue un indicio de la interacción con las otras inteligencias, la que también se da, explicó, con luces que cobran una movilidad imposible de ser replicada por un cuerpo celeste".





La Cruz del Sur


Crux, (la Cruz), normalmente referida como la Cruz del Sur (en contraste con la Cruz del Norte), es la más pequeña de las 88 constelaciones modernas,con sólo 68 grados cuadrados, cubre apenas el 1/600 del cielo pero es también una de las más famosas.
Es útil para la orientación ya que nos permite determinar el punto cardinal sur: prolongando cuatro veces y media en línea recta el eje principal de la cruz, partiendo de su estrella más brillante Acrux (el "pie" de la Cruz), se llega al polo sur celeste, el punto alrededor del cual gira en forma aparente la bóveda del cielo. Una vez hecha esta prolongación, basta bajar una vertical hacia la línea del horizonte y allí se encuentra con bastante precisión el sur geográfico. Si bien por su proximidad al polo sur celeste, la Cruz del Sur gira alrededor del mismo en forma ostensible durante el transcurso de la noche, no importa su posición para este procedimiento de localización, ya que su brazo mayor, al girar alrededor del polo celeste, siempre determina el lugar del mismo.

La cruz del sur es la constelación más prominente del hemisferio sur. En 1517, Andre Corsali describió un grupo de estrellas que vio en el cielo del sur como "una cruz maravillosa en medio de cinco estrellas notables". Si nos alejamos de la polución de la ciudad, obtendremos ante nuestros ojos una de las nebulosas oscuras más grandes y densas. Este es el Saco de Carbón, ocupando gran parte del sector que va desde Mimosa hasta Acrux.
El Joyero (superpuesta a Kappa crucis) es uno de los cúmulos más elegantes. Si bien es muy visible con un binocular 7x50, un pequeño telescopio mostrará estrellas separadas y de colores contrastados. Por otro lado Alpha Crucis, o Acrux, es una estrella doble cuyos componentes, de magnitudes 1.4y 1.9, forman un sistema binario de período muy largo. Se ven bien con un telescopio de 75 mm. con gran aumento. Gamma Crucis, también conocida como Gacrux es una amplia doble estrella que caracteriza el extremo norte de la Cruz. Esta es una doble óptica, con una estrella de magnitud 6.4 a casi dos minutos de arco de una primaria y brillante naranja.


Estrellas principales

- α Crucis (Ácrux): La más brillante de la constelación con magnitud 0,87 y la duodécima más luminosa del cielo, es una estrella de color blanco-azulado.
- β Crucis (Becrux o Mimosa): De color azul y magnitud 1,25. Es una variable tipo Beta Cephei.
- γ Crucis (Gacrux): Gigante roja de gran tamaño y magnitud 1,59. Se piensa que puede estar acompañada por una enana blanca cuya existencia aún no se ha confirmado.
- δ Crucis (Decrux): De magnitud 2,79, subgigante azul y estrella variable Beta Cephei.
- ε Crucis (Juxta Crucem): De magnitud 3,56, una gigante naranja.
- ζ Crucis: estrella blanco-azulada de magnitud 4,04.
- η Crucis: estrella de magnitud 4,14 en el extremo sur de la constelación.
- θ Crucis, denominación de Bayer que comparten dos estrellas diferentes, θ1 Crucis y θ2 Crucis; la primera de ellas es una binaria espectroscópica y una estrella con líneas metálicas.
λ Crucis, variable Beta Cephei de magnitud 4,60.
μ Crucis, estrella doble con 35 segundos de arco de separación entre las componentes, de magnitudes 4,0 y 5,1.
BZ Crucis, estrella variable Gamma Cassiopeiae de magnitud 5,32.
CD Crucis, binaria masiva compuesta por una caliente estrella azul y una estrella de Wolf-Rayet.
HD 108147, estrella amarilla con un planeta extrasolar.
TYC 8997-1597-1, sistema binario compuesto por un púlsar (PSR B1259-63) y una estrella Be (SS 2883).
Hen 3-759 (TYC 8978-4440-1), masiva supergigante azul que parece no estar asociada con ningún cúmulo ni asociación OB.


Significado de la Cruz en las culturas del hemisferio sur

En la cosmovisión inca

En el Perú prehispánico, esta constelación fue de importancia capital para las civilizaciones que se desarrollaron en este territorio pues la Chakana (representación andina de Crux) que en el quechua clásico quiere decir algo así como "escalera de ascenso y descenso" o "puente hacia arriba y hacia abajo" unía simbólicamente al Kay pacha (mundo terrenal) con el Hanan Pacha (mundo de los dioses) y el Uku Pacha (mundo de los muertos). Pues tiene la forma de una cruz escalonada.
Su importancia radica en que es la versión tangible del dios Viracocha el creador y ordenador del mundo.
Sirvió de inspiración al emperador inca Pachacútec para dividir en cuatro el naciente Imperio inca donde cada estrella representa lo siguiente:
γ Crucis representa al Chinchaysuyo. Al norte. Región más rica.
β Crucis representa al Contisuyo. Al oeste.
δ Crucis representa al Antisuyo. Al este.
α Crucis representa al Collasuyo. Al sur, es la más importante por varios motivos entre los que se destacan: Ser la región de origen de la etnia base del imperio y contener al lago Titicaca.
ε Crucis al estar al centro de las demás cuatro representa a la capital imperial, la ciudad del Cusco.

En otras culturas amerindias

Varias culturas de América del Sur consideraron a esta constelación como un símbolo. Por ejemplo, los mapuches situados en el sur de Sudamérica la consideraban una representación de la huella de un choyke, el ñandú o avestruz americano, animal sagrado en sus creencias.
En la Patagonia septentrional, hacia el siglo XVI y XVII, se imaginaban que la Vía Láctea era la representación de un campo de cacería de ñandúes, donde los cazadores utilizaban boleadoras representadas por el "puntero" (α y β centauri) mientras que las Nubes de Magallanes representaban los cuerpos de los animales cazados y Las Pléyades (conocida en la región como Los siete cabritos) eran el nido del ñandú.
Para los mocovíes, en la región chaqueña, el puntero y sus estrellas cercanas representaban dos perros de caza y la cruz del sur el cuerpo central del ñandú acechado, mientras que las restantes estrellas cercanas a la cruz completaban la figura del animal.
Para los bororó, en Brasil, la cruz era parte de una constelación que representaba a un ñandú, siendo la propia cruz una de las dos patas del mismo.


La Cruz del Sur y la Virgen de Guadalupe

El martes 12 de diciembre de 1531 ocurrió la aparición de la Virgen de Guadalupe en el ayate de Juan Diego. La mañana de ese mismo día tuvo lugar el solsticio de invierno, que para las culturas prehispánicas significaba: el Sol moribundo que vuelve a cobrar vigor, el nacimiento del nuevo Sol, el retorno de la vida. Ya que el solstico de invierno es el punto en el cual la tierra, en su recorrido en torno al Sol, da un cambio de dirección en su orbita y comienza a acercarse al astro rey. Con este cambio de dirección se tiene la impresión de que el Sol va recobrando su fuerza y que el invierno va debilitándose.
Para los indígenas el solsticio de invierno era el día más importante en su calendario religioso, era el día en que el Sol vence a las tinieblas y surge victorioso. Por esto no es casual que precisamente en ese día la Virgen de Guadalupe haya presentado a su Hijo Jesús a los pueblos indígenas porque así ellos pudieron comprender que Ella traía en su seno al Dios verdadero.
De acuerdo con el doctor Juan Homero Hernández Illescas se comprueba, con admirable exactitud, que en el manto de la Virgen de Guadalupe está reproducido el cielo del momento de la aparición: la mañana del solsticio de invierno de 1531. En el manto están representadas las estrellas más brillantes de las principales constelaciones visibles desde el Valle del Anáhuac aquella madrugada. Las estrellas se encuentran agrupadas como en la realidad.

En el lado izquierdo del manto de la Virgen (a nuestra derecha porque la vemos de frente) se encuentran “comprimidas” las constelaciones del sur: Cuatro estrellas que forman parte de la constelación de Ofiuco (Ophiucus). Abajo se observa Libra y a la derecha, la que parece una punta de flecha corresponde al inicio de Escorpión (Scorpius). Intermedias con la porción inferior, se pueden señalar dos de la constelación de Lobo (Lupus) y el extremo de Hidra (Hydra). Hacia abajo se evidencia la Cruz del Sur (Crux), y a su izquierda aparece el cuadrado ligeramente inclinado de la constelación de Centauro (Centaurus). En la parte inferior, solitaria, resplandece Sirio.

En el lado derecho del manto de la Virgen se muestran las constelaciones del norte: En el hombro, un fragmento de las estrellas de la constelación de Boyero (Bootes), hacia abajo a la Izquierda le sigue la constelación de la Osa Mayor (Ursa Maior) en forma de una sartén. La rodean: a la derecha arriba, la cabellera de Berenice (Coma Berenices), a la derecha abajo, Lebreles (Canes Venatici), a la izquierda Thuban, que es la estrella más brillante de la constelación de Dragón (Draco). Por debajo de dos estrellas (que todavía forman parte de la Osa Mayor), se percibe otro par de estrellas de la constelación del Cochero (Auriga) y al oeste, hacia abajo, tres estrellas de Tauro (Taurus). De esta manera, quedan identificadas en su totalidad y en su sitio, un poco comprimidas, las 46 estrellas más brillantes que rodean el horizonte del Valle de México.




La Cruz del Sur , banderas y escudos

Si bien es un de las constelaciones más pequeñas, es tan rica en estrellas y tan emblemática que aparece en las banderas de varios países. Como símbolo que representa al hemisferio sur, las banderas de algunos países que pertenecen a él —como Australia, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea y Samoa— la honran. La bandera de Brasil tiene una constelación en su centro donde destaca la Cruz del Sur. Esta también aparece representada en la bandera del Mercosur. Asimismo, forma parte de los pabellones de las provincias argentinas de Santa Cruz y de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, del estado y los territorios australianos de Victoria, Territorio del Norte y Territorio de la Capital Australiana, y de la región chilena de Magallanes y Antártica Chilena.


Esta es la leyenda tehuelche extraída del libro El Escudo de la Provincia de Santa Cruz y la mitología aónikenk (1967) del Presbítero Manuel J. Molina:

"El Escudo de la Provincia de Santa Cruz no sólo es el emblema de lo más representativo de su suelo, sino que simboliza lo más preciado de las tradiciones aónikenk del pueblo Chónek.
Creados por Kóoche (Dios), vivían en estado salvaje, luchando mano a mano con las fieras, para procurarse el sustento y abrigándose en grutas. Un niño excepcional llamado Elelal, que no era de su raza, es salvado de las garras de un gigante merced a la oportuna intervención del cisne (Kóokn) quien, en vuelo sin etapas, lo traslada de la isla donde había nacido a las yermas tierras patagónicas, depositándolo en la cima de la más hermosa e imponente cumbre patagónica: el Chaltén, el Fitz Roy de la geografía actual. Pasa allí tres días, alimentado y protegido solícitamente por las aves que le habían acompañado.
Librado luego a sus propios medios, tiene que luchar con tres enemigos: el frío, la nieve y el viento.Se defiende del primero golpeando unos pedernales y produciendo el fuego; del segundo, fabricando el toldo (kau) con pieles de guanaco, y del tercero, utilizando la capa (kai). Inventos que transmite a sus amigos, los aónikenk, junto con el arco y la flecha para defenderse de las fieras. Es por eso que el Chaltén o Fitz Roy era el cerro sagrado de los aborígenes sureños.
El mismo protagonista tesmóforo, después de haber vivido mucho tiempo entre sus amigos, dándoles sabias normas de vida y de moral, fue a buscar a la hija del Sol, el lucero matinal (Kawó), conducido en forma de pajarillo por su propia madre, que se había metamorfoseado en un espléndido cisne de poderosas alas. Después de vencer tres sutiles ardides tendidos astutamente por el Sol, logró la mano de la doncella al colocarle el anillo misterioso que estaba oculto en lo más recóndido de una profunda caverna.
Allá arriba, al lado del Sol, espera a sus amigos, los aónikenk, y les ofrece caza abundante en los mundos del espacio. Como prueba de su buena voluntad, dejó impreso en el cielo el rastro del avestruz, choiols, la constelación y la Cruz del Sur, para indicarles el camino que habían de seguir. Por eso el patagónico mira con gusto el cielo estrellado. Allá están sus compañeros divirtiéndose con perpetuas cacerías, como lo demuestran esas nubes blancuzcas, las nubes de Magallanes, que es el polvo que levantan las manadas de guanacos al disparar.
Y lo dice también ese gran callejón blanco, la Vía Láctea, por donde pasan a la carrera los cazadores, sembrándolo con las plumas de los avestruces que han cazado".

A continuación, la bandera y el escudo de la Prov. de Santa Cruz y escudos y banderas de algunas de sus localidades: escudo de Río Turbio, bandera y escudo de El Chaltén, escudo de Río Gallegos, escudo de Puerto Deseado, escudo de Gobernador Gregores y escudo de Caleta Olivia.






















Para cerrar esta nota, les dejo la milonga "Preludio para la Cruz del sur".
Música: Astor Piazzolla - Letra: Horacio Ferrer - Intérprete: Hugo Capuano. 3 de octubre de 2.009, Rincón del Arte, Río Gallegos, Patagonia Argentina.





Fuentes consultadas:

Wikipedia
cienciasdelespacio.com.ar
astrosurf.com
diariopopular.com.ar
ciencia-ovni.com.ar
virgendeguadalupe.org.mx
Hernández Illescas, Juan H.: "La Virgen de Guadalupe y Las Estrellas" - Centro de Estudios Guadalupanos - México.

© Daniela Ciancia
Todos los Derechos Reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...